Política Todas

No tenemos miedo

Por: Laura Cristina

#NoTenemosMiedo       #SomosLaResistencia        #NoNosRepresentan

En un día en el que se convoca a una movilización Mundial a favor de la Vida, la Paz y la Democracia, la Policía Nacional de Colombia como ente estatal incursiona en las redes sociales amedrentando y generando un ambiente de zozobra en la población. Mensajes como “Es nuestro deber constitucional garantizar la libertad y el orden” o “No permita que sus acciones lo lleven a perder su libertad o su patrimonio” son muestra clara de inminente represión que pretende llevar a cabo por cuatro años el gobierno que hoy se posesiona.

¿Dónde quedó el derecho a la protesta? ¿Dónde está el derecho a la manifestación social? ¿Dónde está en esos mensajes el derecho a la oposición? Pensar diferente no nos puede llevar a la cárcel. La libertad y el orden de las que habla la policía y los cientos de trolls que han posteado y reposteado estos mensajes en las redes sociales ¿es la libertad de quedarnos en las casas en silencio mientras asesinan sistemáticamente a los líderes sociales? La libertad y el orden del que hablan ¿es la libertad de enterrar la cabeza como el avestruz mientras quienes ostentan el poder acaban con los acuerdos de paz? Al gobierno lo elige la gente y la gente tiene derecho a exigirle al gobierno su derecho a la Vida, a la paz y a la Justicia.

La Constitución Política de Colombia le exige a las fuerzas estatales Policía, Armada, FFMM que CUIDEN a todos los habitantes del país, no solo aquellos que ostentan el poder o al gobierno de turno, es a nosotros, a la población civil a la que deben proteger no amenazar, intimidar o acallar como pretenden estos mensajes. El deber constitucional de la policía es PROTEGER a todos los colombianos no ser una fuerza represiva que con los uniformes del ESMAD, las tanquetas negras, las balas de goma y los gases lacrimógenos pretenda acabar con nuestro legítimo derecho a no estar de acuerdo.

Además, las imágenes que acompañan estos mensajes solo con policías del ESMAD solo refuerza y confirma la idea de generar zozobra para la manifestación. Es una clara muestra de intimidación para la sociedad que con esperanza hoy se moviliza en todas las plazas y calles del país y del mundo. Ser oposición, pensar diferente al establecimiento, tener otras ideas no puede generar amenazas como las que está ejerciendo la policía con estos infortunados mensajes en redes sociales. La protesta es legítima y las calles son nuestras.

El mensaje “Si observa personas que estén causando actos vandálicos denúncielos en la línea 123”. ¿Qué es un acto vandálico? ¿un grafiti?, es decir, una expresión artística en una pared blanca? Una forma de expresarse de quienes no tenemos los millones que cuesta una valla en una autopista, eso es un graffiti. Los mensajes en los que se invita a “denunciar” solo nos recuerda el retorno de la mal llamada Seguridad Democrática que entre otras es la doctrina del chismoso, la doctrina de enfrentar a la propia gente entre buenos y malos, la doctrina de la inseguridad, de la desconfianza, del no saber con quién estás. La Seguridad Democrática es una doctrina de la pacificación en la que hay amenazas y acciones criminales “ejemplarizantes” por parte del estado y el para-estado para silenciar en los barrios, en las comunas, en las calles el desacuerdo, la oposición.

Pensar diferente no nos puede costar la vida. Manifestarnos en las calles, nuestras calles, no nos puede generar miedo. Somos la Resistencia, somos la generación Sin Miedo.

Nos vemos en las calles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.