Ciencia y Tecnología Todas

¿Por qué en promedio sabemos tan poco de ciencia?

Por: La libreta ciencia*

 ¿Por qué si han pasado siglos desde que la astronomía se convirtió en una ciencia formal, hemos visitado la luna, hemos fotografiado el interior de nuestra galaxia y detectado otros sistemas solares, un gran porcentaje del mundo ignora todo eso?¿Por qué sabemos en promedio tan poco de ciencia?

Año 2014, La fundación nacional de la ciencia de Estados Unidos (National Science Foundation) presenta los indicadores de Ciencia e ingeniería, y se vuelven noticia.  ¡Aproximadamente 82.9 millones de habitantes americanos desconoce que la tierra gira alrededor del Sol!

Los resultados revelaron que tan sólo el 74% de los estadounidenses sabía que la tierra gira alrededor del sol. Un descubrimiento que ya en el siglo III a.C, Aristarco de Samos lo propuso aunque nadie le prestó atención; formalmente se aceptó en el renacimiento de la mano del muy famoso astrónomo Nicolás Copérnico.

Tabla donde se muestra el porcentaje de aciertos para cada país en preguntas básicas sobre ciencia. Tomado de https://www.nsf.gov/statistics/seind14/

¿Por qué si han pasado siglos desde que la astronomía se convirtió en una ciencia formal, hemos visitado la luna, hemos fotografiado el interior de nuestra galaxia, detectado otros sistemas solares e incluso con la Voyager 1 hemos llegado más allá del nuestro, un gran porcentaje del mundo ignora todo eso?¿Por qué sabemos en promedio tan poco de ciencia?

La respuesta viene de la historia de la misma humanidad, veamos:

En tiempos de la antigüedad desde que el humano es consiente de su propia existencia, nuestros ancestros han tenido una relación mística con el cielo, ha servido de guía en el camino, nos ha indicado el momento del día, la fecha de cosechas. El Sol ha sido nuestro gran salvador, el que proporciona la calidez de la vida y por ende el alimento. El humano ha comprendido a partir de su experiencia cómo funciona el mundo, explicando lo que puede (Ciencia) y lo que no puede (Mito), sin embargo, el saber con el paso del tiempo se incrementa, la cantidad de información que necesita adquirir un nuevo ser y con esto la forma de transmitir ese conocimiento cambia; la población humana se asienta en un territorio y no solamente se establece sino que muchas veces tiene que luchar por él.

Para el hombre antiguo los tiempos han cambiado, debe así idearse una nueva pedagogía, una manera de enseñar lo que un pequeño debe saber, y he ahí el problema, la enseñanza y el aprendizaje de muchas cosas se vuelve innecesario para unos y fundamental para otros.

“En un momento de la humanidad, conocimiento comienza a ser restringido, aparecen las clases sociales y muchos sistemas económicos basados en la esclavitud. Sólo algunos privilegiados pueden dedicar su tiempo al aprendizaje del saber científico y las artes.”

Para los primeros ancestros de nuestra cultura impuesta por los españoles, los griegos 1200 a.C.-146 a.C. el conocimiento no era un derecho sino un privilegio, el mayor privilegio de todos, de hecho Atenas, la cuna de la civilización occidental que ha sido admirada por su cultura y desarrollo de pensamiento tenía un sistema educativo con un acceso muy restringido al mismo, negado a las clases bajas y a las mujeres hasta cierto punto, inmerso en un sistema económico y social basado en la esclavitud. El humano desde ese entonces ha comenzado a restringir el conocimiento de otros.

Y si, algunos de ustedes dirán que con la era de la tecnología esa restricción ha desaparecido y el conocimiento está al alcance de todos, lo que en parte es cierto, sin embargo en la web no sólo hay información verídica; la capacidad de desinformar que tiene ha logrado un alcance sin precedentes que en estos momentos muchos sectores de la sociedad están pensando cómo abordar.

Para nosotros, los tiempos también han cambiado, los programas de gobierno ahora pretenden (y les toca) vincular cada vez más a las poblaciones más alejadas del conocimiento a los sistemas educativos, muchos intelectuales se dedican a desarrollar modelos educativos que logren eficazmente acabar con la ignorancia y el analfabetismo, en nuestros tiempos el analfabetismo que debemos combatir va mucho más allá del alfabeto y es el Analfabetismo Científico.

De esta manera, no nos queda más que sentarnos a pensar, ¿Cómo construimos una verdadera “Sociedad del conocimiento” a partir de esta nueva sociedad de la información? ¿Cómo llegamos desde las instituciones del saber (las universidades) a la sociedad que por derecho propio le merece saber todo lo que la humanidad ha logrado hasta ahora? Muchas personas en el mundo están haciendo todos los esfuerzos posibles para disminuir la enorme brecha existente entre el actual logro intelectual e la humanidad en manos de unos pocos y las personas a las que se les ha negado este derecho fundamental: La humanidad misma.

*https://lalibretaciencia.wordpress.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.